Primera Infancia

Se asume la Educación Inicial como aquella que se dirige a los niños y niñas en la primera infancia, acorde con los requerimientos y demandas del desarrollo del niño/niña, por lo cual es válida en sí misma y no sólo como preparación para la educación formal. Se entiende, entonces, que la Educación Inicial obedece a un enfoque que busca garantizar los derechos y potenciar el desarrollo de niños y niñas. Esta perspectiva persigue objetivos fundamentales como:

  • Reconocer las características y potencialidades de los niños y las niñas.
  • Garantizar los derechos de cada uno de los niños y las niñas.
  • Atender integralmente y brindar una educación de calidad a los niños y las niñas.
  • Promover el desarrollo armónico e integral de los niños y las niñas, a través de actividades intencionalmente diseñadas para el efecto.
  • Reconocer la importante labor y la enorme responsabilidad de los maestros y maestras en este nivel.
  • Orientar y asesorar a los padres y madres de familia en los procesos que contribuyan al desarrollo armónico y adecuado de los niños y las niñas.
  • Difundir entre la ciudadanía, el carácter vinculante del Código de Infancia y Adolescencia, Ley 1098 de 2006.

Asumiendo, entonces, que la Educación Inicial es un derecho impostergable de la primera infancia y teniendo en cuenta que, acorde con nuestra normatividad, esta educación se puede brindar desde la modalidad de atención integral a la primera infancia (ofrecida por la SDIS y los jardines privados a niños y niñas que se encuentran entre los tres meses y los cinco años de edad) o desde la modalidad de educación formal (ofrecida por la SED y los colegios privados a niños y niñas de tres a seis años de edad), la Administración Distrital asume el compromiso de construir conjuntamente un lineamiento pedagógico en convenio con la Universidad Pedagógica Nacional. Es esta la oportunidad de revisar las experiencias de las dos entidades a la luz de propuestas teóricas, experiencias, políticas y normas nacionales e internacionales, de reconocer los avances e identificar las tensiones y dificultades, para que como apuesta de ciudad se repiense el sentido de la Educación Inicial, se reconozca lo que desde los jardines infantiles y colegios.