• 7234590
  • contactenos@leonardoposadapedraza.org

Uniformes institucionales

Cada día los estudiantes posadistas se esmeran por su presentación personal. Image

Image

¿Quieres saber cómo son nuestros uniformes?

Uniforme Deportivo:
Sudadera en material impermeable azul medianoche. La chaqueta de la sudadera lleva vivos blancos en el mismo material según diseño. Puños sin resorte, con bolsillos ubicados detrás de los vivos blancos. El pantalón de la sudadera lleva vivos blancos laterales según diseño, bota recta sin resorte, con bolsillo en la parte trasera y cremalleras.

Camisa blanca tipo polo, cuello blanco con dos rayas azules en el borde, solapa blanca y contrasolapa azul oscura con dos broches blancos, con el escudo del colegio en la parte izquierda. Tenis completamente blancos, sin líneas ni colores adicionales. Pantaloneta azul oscura

Uniforme para las estudiantes:

Image

Buso color azul medianoche con el escudo del colegio en la parte lateral izquierda, cuello en V azul oscuro con dos rayas grises delgadas y una blanca más ancha en el centro. Puños en el mismo color que el buso, sin rayas. Falda de talle largo con prenses según modelo, en paño o dacrón, cuyo largo mínimo permitido es dos dedos arriba de la rodilla. En primaria jardinera de talle largo. Camisa blanca con cuello corbatero. Corbata color azul medianoche. Zapatos negros de cuero, de amarrar y embolar. Media pantalón color blanco.

Uniforme para los estudiantes:
Buso color azul medianoche con el escudo del colegio en la parte lateral izquierda, cuello en V azul oscuro con dos rayas grises delgadas y una blanca más ancha en el centro. Puños en el mismo color que el buso, sin rayas. Pantalón de paño color gris ratón, sin entubar. Camisa blanca con cuello corbatero. Corbata color azul medianoche. Zapatos negros de cuero, de amarrar y embolar. Medias del color del pantalón.

COMPROMISO CON LA BUENA PRESENTACIÓN

Nuestro uniforme además de identificarnos se convierte en un emblema que muestra nuestro compromiso con los principios instituicionales. Su buen porte debe ser caractarístico del día a día; portarlo con orgullo además de ser un derecho es un deber del estudiante posadista. La exigencia del excelente porte del uniforme se convierte entonces en un aspecto fundamental para toda nuestra comunidad educativa, esto buscando cada día mejorar la formación integral de la que hacen parte nuestros niños (as) y jóvenes.